Impresoras

Una impresora es un dispositivo de hardware externo del ordenador, capaz de interpretar textos y/o gráficos almacenados en formato electrónico y producir una copia impresa de los mismos, generalmente sobre un formato de papel (que puede ser de diferentes tipos, calidades y tamaños).  Las impresoras también pueden imprimir sobre otros soportes, como por ejemplo, una transparencias para una presentación.

Las impresoras se clasifican en dos grupos básicos que son:

  • Impresoras monocromo: Estas son las impresoras que imprimen a un solo color, generalmente el negro.
  • Impresoras a color: Las impresoras color utilizan los colores primarios, mezclándolos  para obtener una basta y amplia gama de colores que la impresión demanda.

De todas formas, las impresoras pueden ser catalogadas según otros parámetros o características:

  • Impresoras de impacto: Estas impresoras consiguen la impresión golpeando el papel para lograr cada caracter.  Su funcionamiento es muy similar a como lo hace una máquina de escribir eléctrica. Las impresoras con impacto más populares del mercado son las impresoras matriciales.
  • Impresoras sin impacto: Estas son, hoy en día, las impresoras más populares en el mercado.  Las impresoras más populares son las impresoras de inyección de tinta y las impresoras láser.
  • Velocidad de impresión: La unidad de medida que se utiliza habitualmente para determinar la velocidad de impresión son las Páginas Por Minuto (PPM) que la impresora es capaz de imprimir. Las PPM hacen referencia a la cantidad de hojas de tamaño A4 y de un tipo (a color o en blanco y negro) que la impresora es capaz de imprimir en un minuto.  Las impresoras a color suelen especificar el PPM para páginas a color y el PPM para páginas en blanco y negro.
  • Resolución de la impresión: Este término se refiere a la calidad con que la impresora realiza su trabajo. En este caso, la unidad de medida son los Puntos Por Pulgadas (PPP o DPI, del inglés Dots Per Inch).  Como referencia, una impresión con 300 PPP de resolución mostrará alguna imperfección solamente si se mira bajo una lupa. Este tipo de resolución suele ser el mínimo al que imprime una impresora láser;  Las impresoras profesionales tienen una resolución que varía entre los 1200 y 2400 PPP.