Impresoras Matriciales

Una impresora matricial o de matriz de puntos es una impresora de impacto que utiliza pequeños alfileres o pines, que, al golpear en una cinta de tinta, producen puntos exactos en el papel que luego conforman el texto o gráfico que se imprime.

Debido a lo económico que resultan sus consumibles, las impresoras matriciales han sido tradicionalmente muy populares para la impresión de recibos, facturas o tickets de negocios.  En la actualidad, las impresoras matriciales han sido ampliamente superadas por otros tipos de impresoras y cada vez van quedando más obsoletas para otros tipos de impresión que no requieren impacto.

Las impresoras matriciales presentan una serie de ventajas frente a los demás tipos de  impresoras.  Concretamente:

  • Son más económicas: El precio por reponer la cinta de tinta (consumible) de una impresora matricial es mucho más bajo que el coste de los consumibles, (toners o cartuchos de tinta) en cualquier otro tipo de impresora;
  • Son más duraderas: Por lo general, la vida útil de una impresora matricial es superior a la de otros tipos de impresoras.
  • Permite hacer copias en carbón: Al imprimir por una tecnología de impacto, las impresoras matriciales permiten utilizar papel tipo “carbón” para realizar copias. Es una solución ideal para imprimir recibos, facturas o albaranes que necesiten varias copias iguales.

Las desventajas de contar con una impresora matricial son:

  • La velocidad de impresión: Las impresoras matriciales son muy lentas, en comparación a los otros tipos de impresoras.
  • Calidad de impresión: La calidad de la impresión viene determinada por la cantidad de pines con los cuenta la impresora matricial.  Cuantos más pines (puntos), mejor será la calidad de impresión y mejor definida estará la imagen o texto impreso.  Lo habitual es que el número de pines varíe de 9 a 24. La calidad  de impresión de una impresora que trabaja con nueve pines es bastante mala y esto se ve a primera vista.  La calidad de impresión de una impresora de 24 pines es de buena calidad, aunque la calidad no será nunca la misma que la que se consigue con otros tipos de impresoras.
  • Ruido: Las impresoras matriciales son muy ruidosas, mucho más que cualquier otro tipo de impresora.  Aquellos que han escuchado alguna vez una impresora matricial en funcionamiento, sabrán que en comparación con una impresora láser o de inyección de tinta, el ruido que hace una impresora matricial puede llegar a ser un verdadero fastidio.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR