Impresoras Monocromo

Una impresora monocromática o monocromo es capaz de producir copias de textos e imágenes solamente en un color, generalmente en negro. Con estas impresoras monocromo también es posible obtener impresiones en escalas de grises.

Los distintos tipos de impresoras existentes en el mercado pueden ser monocromáticas o a color. Así pues, pueden encontrarse impresoras láser, multifunción, de gran formato y de inyección de tinta que únicamente realicen copias de color negro. Pero la impresora monocromo por excelencia es la impresora matricial o de matriz de puntos; sobretodo porque no es posible obtener una copia color con este tipo de impresora.

Sin embargo y aunque una impresora monocromática haya perdido mucho terreno a favor de las impresoras a color, puede ser una buena alternativa especialmente en varios casos puntuales, por ejemplo:

  • Como la impresión a un solo color es más económica, una impresora monocromática es ideal para aquellos lugares o empresas en los que es necesario realizar impresiones constantemente, como una oficina o un centro de enseñanza;
  • Si bien el acabado de la impresión es de menor calidad, si se compara una impresión en escala de grises con una a color, la calidad del trabajo dependerá de la impresora monocromo con la que se trabaje. Cuando se utiliza una impresora monocromo láser, podrán obtenerse copias de alta calidad y a un precio relativamente más bajo que si se trabajara con una impresora láser color para obtener impresiones también a un solo color;
  • Si se trabaja con planos también se justificará contar con una impresora de gran formato monocromática, ya que tanto la compra de la impresora como las copias serán más económicas que si se quisiera contar con impresoras de gran formato color.