Impresoras Térmicas

Una impresora térmica es una impresora que no es de impacto y que utiliza calor para imprimir en un papel especial, sensible al calor, que se denomina papel térmico.

Las impresoras térmicas cuentan con un cabezal térmico que es el encargado de reproducir la imagen o texto sobre el papel. El cabezal térmico cuenta con numerosos pins que se calientan a través de una resistencia, transmitiendo la imagen sobre el soporte de papel. Para lograr esta imagen, el cabezal térmico especifica qué pins deben calentarse y a qué temperatura deben de hacerlo.

Las impresoras térmicas imprimen generalmente en negro, pero también pueden llegar a hacerlo en un color (el rojo es después del negro el color más habitual). Esta diferencia de tonos se puede conseguir a través de la aplicación de calor a dos temperaturas diferentes.

Este tipo de impresoras son ideales para imprimir códigos de barra, tickets o recibos. Las razones que hacen a las impresoras térmicas ideales para este tipo de trabajos es que sus impresiones son muy económicas pero al mismo tiempo de muy baja calidad, además de que la vida útil de las impresiones no supera los seis meses.

Las ventajas que ofrecen las impresoras térmicas son:

  • Son económicas: Sólo debes preocuparte por el papel, ya que no utilizan tinta;
  • Son Silenciosas y compactas;
  • Tienen una alta velocidad de impresión;
  • Son muy fáciles de utilizar.

Las impresoras térmicas también tienen puntos negativos como son:

  • Baja calidad de impresión;
  • Impresiones poco duraderas. Con el paso del tiempo las impresiones van volviéndose ilegibles, hasta que terminan desapareciendo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR